Medio rural y Laudato si’

2418455356_c2fb2ec050_bAunque la provincia de Segovia es una de las que mejor comportamiento logra en cuanto a población censada de Castilla y León en los últimos 20 años en términos absolutos, comprobamos que el incremento se debe al aumento de población del área periurbana y de influencia de la capital. Los municipios rurales han disminuido su población alrededor de un 9%.

Los grandes municipios de la provincia, la comarca del Carracillo en el entorno de Cuéllar, y de modo especial El Espinar son las localidades que mejores registros poblacionales presentan en el período comprendido entre 1996 y 2016, debido a su mayor desarrollo agrícola e industrial.

En estos años Segovia y su alfoz han sido capaces de atraer nuevos habitantes por la mejora de las comunicaciones por tren y carretera y la creación de nuevos espacios urbanísticos alrededor de la ciudad. El resto de municipios, que conservan algo más de población, son los que están en el área de influencia de servicios.

Estos datos confirman los análisis que están presentes en los debates sobre despoblación rural centrados en el modelo de desarrollo económico actual.

Por otra parte, la eficiencia de las administraciones públicas se suma a aglutinar los servicios en los municipios de mayor actividad económica, forzando la distribución de población según el modelo de desarrollo. Por ejemplo, la desaparición de escuelas e institutos de secundaria en municipios pequeños lleva a las familias a desplazarse hacia los centros de mayor actividad económica que cuentan con mayor número de servicios. De igual manera sucede con otras prestaciones públicas como la sanidad y los servicios sociales, generando una percepción de abandono, carencia de servicios públicos y comerciales en los municipios pequeños, que produce un efecto dominó en el abandono real.

Esto nos lleva a cuestionarnos si las administraciones públicas deberían separarse en algunos casos del criterio de eficiencia económica a corto plazo, puesto que revertir esta situación supone resultados a medio y largo plazo. Comprobamos que solo se realizan políticas cortoplacistas: presupuestos anuales y de legislatura (4 años) mientras que cambiar el modelo de despoblación necesita acuerdos políticos y económicos independientes de la periodicidad y la urgencia de las legislaturas.

Muchos dirigentes políticos y gente que está en Bruselas con la PAC reconocen que llevamos 40 años de políticas públicas a muchos niveles y no se ha conseguido nada. Se ha logrado que la gente esté bien, tenga servicios y prestaciones a través de subvenciones con imposición de tipos de cultivos.

“La expansión de la frontera de estos cultivos arrasa con el complejo entramado de los ecosistemas, disminuye la diversidad productiva y afecta el presente y el futuro de las economías regionales. En varios países se advierte una tendencia al desarrollo de oligopolios en la producción de granos y de otros productos necesarios para su cultivo, y la dependencia se agrava si se piensa en la producción de granos estériles que terminaría obligando a los campesinos a comprarlos a las empresas productoras” (LS, 134).

Más allá de eso es muy difícil atraer empresas porque no hay masa crítica de población que pueda hacer un mercado, y eche a rodar la vida económica. Por eso, hace falta un largo plazo basado en un nuevo modelo económico centrado en las personas y no en la maximización de las finanzas, que a la vez impida la actuación impune de las multinacionales. Un modelo económico que conjugue la confianza y el desarrollo local con la solidaridad entre los territorios.

El deseo de las personas que quieren vivir en el medio rural apunta a una mejor calidad de vida, con menor contaminación, ritmos de vida más acordes con los procesos naturales, mayor posibilidad de participación en la toma directa de decisiones, mayor personalización, menor masificación y competitividad, que implican una mayor corresponsabilidad en la preservación del territorio y el medio natural.

Esta apuesta por el medio rural implica una lucha por la igualdad de derechos, oportunidades y servicios para toda la población donde el medio rural no esté penalizado ni discriminado.

“El reconocimiento de la dignidad peculiar del ser humano muchas veces contrasta con la vida caótica que deben llevar las personas en nuestras ciudades. Pero esto no debería hacer perder de vista el estado de abandono y olvido que sufren también algunos habitantes de zonas rurales, donde no llegan los servicios esenciales, y hay trabajadores reducidos a situaciones de esclavitud, sin derechos ni expectativas de una vida más digna” (LS, 154).

No puede existir una vuelta al mundo rural para vivir como en el siglo pasado ni tampoco para reproducir el modelo consumista y despilfarrador de las grandes urbes, que compensase el sacrificio de una vuelta al mundo rural para evitar la masificación.

Exige nuevos modelos de desarrollo personal, económico, social, energético y medioambiental.

“Es posible alentar el mejoramiento agrícola de regiones pobres mediante inversiones en infraestructuras rurales, en la organización del mercado local o nacional, en sistemas de riego, en el desarrollo de técnicas agrícolas sostenibles. Se pueden facilitar formas de cooperación o de organización comunitaria que defiendan los intereses de los pequeños productores y preserven los ecosistemas locales de la depredación. ¡Es tanto lo que sí se puede hacer!” (LS, 180).

Tenemos que cambiar nuestro foco desde el desarrollo económico a la comprensión de la economía de cuidados para abordar el desequilibrio generacional existente en el medio rural. Siempre es posible desarrollar nuevas formas de vida, tal vez utópicas y minoritarias, pero centrales en el mantenimiento de la diversidad, motor del cambio social.

Aportación del grupo de Segovia a la jornada 2018 de Justicia y Paz en Palencia

 

Descargar el artículo con referencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s